martes, 30 de mayo de 2017

Veloz reseña (fiuuu)



Fast as fuck, boy...

Esta es una reseña ultra rápida y ultra corta de un relato muy cortito, el que nuestra Sierpe favorita ha publicado hace poco en Lektu: Días en reflejo. Un relato costumbrista que te lees literalmente de una sentada.

He de decir que mi última experiencia con los cuentos fue una de alto nivel, pues leí “Los niños tontos” de Ana María Matute (100% recomendada si no lo ha hecho ya la Nave Invisible). En este breve libro nos encontramos unos cuentos que en su momento fueron catalogados como “para niños”, craso error. Pero no he venido para hablar de Matute, he venido a hablar de Doña Sierpe.

El relato, como ya he dicho, es breve y costumbrista, nos habla del día a día de una mujer (una que podría ser perfectamente tu vecina) con un tono triste y pesimista a lo largo de la narración. El mensaje que nos quiere transmitir es sencillo y directo y te hace pensar (si conocéis a gilipollas que le llamen “guapa” o le silben a mujeres que no conocen por la calle, sentadles unos minutos y haced que se lo lean… si es que tienen suficiente riego sanguíneo en el cerebro). Una clara denuncia a toda la mierda que tienen que aguantar las mujeres cada día, y la verdad, es muy triste…

Si queréis leerlo, os dejo el link aquí mismo, que lo compráis con pago social, (si no sabéis qué es o queréis saber más sobre cómo va Lektu, aquí tenéis un post que hice hace un tiempo hablando sobre la plataforma) que no cuesta na’ y hacéis feliz a la Sierpe.

Y hasta aquí esta micro-micro-reseña. Buenas noches y soñad con los cuervos.

Título: Días en reflejo
Autora: Laura S. Maquilón
Páginas: 7
Precio: Un tweet
Nota: 4,5/5★★★

domingo, 28 de mayo de 2017

¿Se ha desprestigiado al vampiro?



Esto no es lo que parece...

A raíz del tráiler de la serie “Castlevania” que Netflix lanzó hace poco y por el Libro vs Película que el Geek Furioso hizo sobre Crepúsculo y por algún que otro factor sin importancia, pensé en que en estos momentos, viendo el panorama con el cine y la literatura, el vampiro ha quedado desprestigiado, deformado y ridiculizado de una manera que a decir verdad, ha convertido a los vampiros en casi un chiste.

Porque joder, al pensar en un vampiro y venirte la imagen de Drácula mismo, pues te cagas los pantalones. Joder, ¡que secuestraba a putos niños recién nacidos para dárselos de comer a tres brujas! Es un villano, un gigantesco hijo de puta que la quiere liar muy parda. Y luego va y aparece Edward Cullen con su cara de modelo de ropa interior estreñido, quitándose la camiseta y brillando bajo la luz del sol cómo si se hubiera bañado en purpurina o de una bombilla de bajo consumo se tratara. Esto #NoEsSerio.

Y antes de empezar a hablar de lo que os vengo a hablar, empecemos por el principio: ¿de dónde salen los vampiros? Pues veamos, los vampiros no son o no fueron tal y como los vemos ahora. Es más, existen infinidad de “vampiros”. Tíos abuelos, primos quintos por parte de padre… todos ellos esparcidos por todo el mundo (all around the world, bebés). Las formas, los colores y demás son bien variados según el lugar de donde venga la leyenda en cuestión pero la europea es la que se lleva la palma y la que todos conocemos. Si queréis profundizar más en el tema y el inglés no es ningún problema (pareado), podéis hacerle click a este enlace para ver un pequeño video de YouTube en el que nos hablan sobre el origen del vampiro y cómo surgió el mito que hoy en día conocemos. Este último es el que me interesa especialmente y del que hablaré ahora.

La leyenda que con más fuerza ha llegado a nuestros días es de donde seguramente os estaréis imaginando: de la gente rumana, pero en Albania, bueno, diremos el Este de Europa y ya está. Como iba diciendo, este vampiro de la tradición popular es el más parecido al “nuestro” ya que comparten muchas de sus características. Bueno, en el enlace queda excelentemente explicado, pero en su esencia, lo que quería explicar era esto. El vampiro es un monstruo que viene del folklore tradicional y su función era infundir terror.

Ahora que ya lo he dejado todo bien clarito puedo empezar con el asunto del título y del que os quiero hablar: ¿qué le han hecho al vampiro? Pues diría que la “culpa” recaería en una cosa: los modelos de Calvin Klein, Abercrombie (no Joe, por favor, Joe es demasiado perfecto como para pervertir a los vampiros), etc. seguro que entendéis a lo que me refiero, y si no, ahora os lo cuento.

¿Qué es el vampiro Calvin Klein?

I'd rather be SHINY!

martes, 24 de enero de 2017

Trollhunters (Reseña) El Retorno del Netflix




Neftlix no te da nunca un respiro porque, ¿hacen series malas? Yo quiero saberlo, en serio… bueno, Luke Cage es un peñazo con un ritmo putamente lentísimo. Pero no estamos aquí para hablar de Luke Cage, hoy estamos aquí para hablar de la última serie de animación de Netflix y Dreamworks que viene de la mano de Guillermo del Toro.

Todos conocemos a este director por sus películas de fantasía y ciencia ficción que a mi particularmente, me encantan: Pacific Rim, Hellboy (las dos), El Laberinto del Fauno… y sé que ha hecho algún que otro proyecto infantil, pero yo no había visto ninguno hasta ahora, pero no me ha decepcionado para nada. Es más, ha habido momentos de la serie que no me parecía una serie tan para niños, ya que hay diálogos, situaciones, entre otros, que hablaban de temas bastante serios y sin ningún cachondeo. Obviamente que hay humor, es una serie infantil/juvenil, pero aun con todo, Loquen y yo nos reímos a carcajada suelta mientras la vimos en ciertas ocasiones. También encontramos a lo largo de la serie, referencias a otras obras de Dreamworks e incluso de películas del propio del Toro.

Esta serie se basa en el libro que Daniel Kraus y el propio Guillermo del Toro escribieron (al cual no tardaré demasiado en hincarle el diente). No sé qué tan diferente es el libro de la serie, pero siendo los autores los propios creadores de la serie, conocerán el material que están adaptando a la perfección. He visto alguna que otra sinopsis y creo que la historia es un tanto distinta, pero eso no significa necesariamente que sea una mala adaptación. Cuando me lea el libro ya os diré, pero ahora centrémonos en la serie.

viernes, 6 de enero de 2017

La Cruzada de los Malditos (Reseña) ¡Por el Emperador!




¿Por dónde empiezo? A ver, si no has leído ni una página de Warhammer o esta es la primera vez que sabes de él, este cómic te va a dejar muy indiferente, hasta el punto de que seguramente ni quieras leer más. O puede que no, pero es poco probable, ya que la manera de Abnett de contarnos esta historia es un lío.

Es de agradecer que al final de este cómic haya un glosario en el que te dan unas pocas pinceladas para que entiendas algo. Aun así no te salvará de estar pasando páginas y en momentos estar diciendo: “¿Qué cojones, tío?” porque hay saltos en el tiempo que pueden liar un poco. Un consejo a la hora de leerlo es que lo hagáis del tirón; no es largo y se lee rápidamente. Os lo digo porque si lo dejáis reposar aunque sea una tarde, ya no os acordaréis de nada y tendréis que empezar de nuevo.

Y bueno, tras estas pocas indicaciones sobre el consumo óptimo del producto sobre el que hoy voy a exponer mi opinión, empecemos; ¿qué nos ofrece La Cruzada de los Malditos?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...